Madrid

Original post and comments at Quina mandra!


Este fin de semana (larguito, de 3 días) lo he pasado en Madrid. Ya sé que la foto de la izquierda no es una prueba feaciente, por intemporal, pero prometo que la hice ayer por la tarde mientras Moni y yo esperábamos a nuestra creativa favorita :-) ¿Qué han dado de sí 60 horas en Madrid?

Fu
e uno de los mejores momentos de esta escapada castellana: el té del sábado a media tarde. María y yo habíamos quedado a las 18h. y tras un breve paseo por Chueca recalamos en un café muy acogedor. Interesante conversación con mezcla de asuntos personales y políticos, aromático té (en mi caso, ¡y doble!) y camarero de buen ver (¿te fijaste, María?). Tuve la sensación de que la velada iba a dar de sí, y no me equivoqué.


Luego paseamos. ¡Mucho! Desde la zona de Gran Vía hasta Argüelles y luego, pasando por Alberto Aguilera, hasta Conde Duque y Malasaña. Por raro que pueda parecer tantas veces como he estado antes de Madrid, todavía no conocía estas dos últimas zonas. Me fascinó el centroConde Duque, un antiguo cuartel militar reconvertido en equipamiento cultural. Un CCCB a lo grande (estilo madrileño, se podría decir). Malasaña me recordó, salvando las distancias, al barcelonés barrio de Gràcia. Un pueblo dentro de la gran ciudad.

Instalación en el Conde Duque (arriba) y detalle (abajo)

(Por cierto, hablando de cultura... quise ver la exposición de Escher en la Fundación Canal. Desistí en cuanto vi la quilométrica cola de almas deseando disfrutar de las perspectivas imposibles del holandés). Siguiendo con el sábado, acabamos cenando en un peruano donde tuvieron que soportarnos durante las cerca de tres horas que estuvimos charlando, mientras degustábamos unas especialidades andinas que se nos antojaron menos picantes de lo que esperábamos -por suerte para mi estómago!-

Ayer, domingo, Mónica, María y el turista accidental visitamos el Café Madrid, donde tuvimos otra de nuestras charlas, y luego paseamos por la Calle Mayor hasta La Latina pasando por Bailén. ¿Alguien quiere una prueba de que en Madrid la gente hace más vida social que en Barcelona? Domingo, 20h. y los locales de esta zona tan a tope como si de un sábado por la noche se tratara.

En fin, ya para terminar, chicas, ha sido genial vernos otra vez. Lástima que la faringitis, Moni, te haya tenido en la cuneta gran parte del finde aunque, por otra parte, eso nos obliga a buscar un nuevo fin de semana para la salida pendiente por Chueca, ¿verdad, "perla"? ;-)
Y por lo que respecta a María, muchas gracias por las laaaaargas e incluso profundas conversaciones de sábado y domingo (lo que no separa la distancia no lo separará la política, hehe) y muchos ánimos para que puedas tomar las decisiones más acertadas en los próximos meses. No me cabe duda de que lo harás. Por cierto, te prometí que lo que escribiera sobre Madrid sería en castellano. He cumplido ;-)


Madrid
Last weekend I was in Madrid. It was a bit-longer-than-usual weekend for I took Monday off. Although I've been to Madrid several times, there seem to be always new things to discover. This time it was the
Malasaña neighborhood and also a cultural center, called Conde Duque, an old military area now reconverted into exhibit equipment.

Besides the cultural part of the trip, the best was, though, the long, interesting conversations with my madrilian friends María and Mónica. We met almost two years ago, in Berlin, and have been in touch ever since, although we only meet about twice a year.
On Saturday Mónica couldn't join us since she had sore throat, so María and I met at 6PM and walked around the old town, went to a café and dinner in the evening, at an excellent Peruvian restaurant. Mónica was feeling better on Sunday and she joined us for more walk and more coffee (tea in my case).

I had a nice time there -in general terms- and managed to "disconnect" from my routine in Barcelona, for what I am very happy. We three said we should meet again, soon, for a night out dancing so I plan to go back, maybe in May or June.