El ABC de la indecencia

Original post at Quina mandra!

Aznar y Bolaño son dos capullos que aparecen en los medios, hoy, por distintos y graves motivos. El primero, sin posibilidad de sorprender a nadie, porque ha ratificado una vez más su apoyo a la invasión de Irak de marzo de 2003 y la guerra que aquella desató. Lo que ha declarado el hombrecito no tiene desperdicio: "Si escapamos (de Irak) sin haber conseguido la estabilidad es como aceptar que hemos perdido".

Aznar, tú lo que eres es gilipollas. "... es como aceptar que hemos perdido", dice. A ver, José María (te lo digo en castellano para que lo entiendas bien): en la vida a veces se gana y a veces se pierde. Eso, créeme, no es nada personal, no es ningún ataque a tu persona. Tu problema es que no estás capacitado para aceptar esta obviedad por culpa de tu enorme complejo de inferioridad (y no hablo de centímetros), el mismo que te empujó a poner tus pies en una mesa, junto a los de George W. Bush, viéndote así a tí mismo como "un tipo importante".

Jose, yo no sé si tú perderías o no por reconocer que los de las Azores la cagásteis. Lo que sí sé es que los iraquíes (que, permíteme que te lo aclare, no son una masa abstracta que, en descomposición, produce petróleo) mueren a decenas cada día. Mueren por salir de sus casas y dirigirse al colegio, a la universidad o al trabajo. Mueren, simplemente, por vivir.
Pero es que encima, tal como ya es del dominio público (¡y por fin también ha llegado a tus oídos!), la razón que disteis para justificar tal invasión nunca existió. ¡Nunca! Es tan fuerte que cuesta creer que gentuza como tu y tus amiguitos sajones podáis meteros en el sobre noche sí, noche también y dormir plácidamente. ¿Que no eras tan listo como otros y por eso no sabías lo que otros sí sabían pero ahora que lo saben tú también lo sabes? (o algo así, ¿verdad, cielo?) Pues otro día, antes de montarte una invasión, cómprate unos
Airgamboys y distráete con ellos, que por lo menos no llevaras el terror y la muerte a casa de nadie. Eres un patético poca cosa pero has tenido el poder, y eso te ha convertido en lo único que podías ser: un peligro para todos.

Pel que fa a Antonio Bolaño, és el director de l'oficina de Comunicació de la Presidència, mà dreta del President del Govern. Aquest paio va deixar anar a un periodista de La Vanguardia, fa pocs dies, una frase "molt pròpia" d'una democràcia consolidada: "Et juro que no pararé fins fotre't". Tot seguit, per si no havia quedat prou clar que no se l'estimava gaire, va afegir que actuaria contra el grup editorial que publica La Vanguardia.

Més enllà de l'opinió que pugui tenir cadascú sobre el diari del Grup Godó, em sembla increïble que al nostre país, avui, en ple segle XXI, un càrrec polític pugui deixar anar una salvatjada com aquesta. Que el responsable s'excusi rere un "calentón" (sic) no li treu ferro a la cosa, òbviament. Però encara em sembla pitjor que el President no hagi considerat necessari fulminar el Sr. Bolaño del Govern, fer-lo fora per mafiós i desterrar-lo a Sicília, on segurament trobaria gent de la seva calanya amb qui podria jugar... amb airgamboys? (mira, això no se m'havia acudit fins ara. Sicília podria ser la Sibèria de l'Europa Occidental, el paradís on enviar tota la púrria que ostenta o ha ostentat poder i en fa un mal ús!).

En fi, un menys quinze al Sr. Bolaño i un zero pel President del Govern, que en lloc d'excusar l'inexcusable hauria d'haver fet el que cal.