En caída libre

En esta fase perversa a la que ha llegado “la democracia que entre todos nos hemos dado”, los ciudadanos de a pie observamos perplejos, incrédulos el devenir de los días, o mejor de los minutos, dada la velocidad con que el contador de las novedades se pone a cero. Ahora sabemos que Bankia, un nido de gansters como tantos otros que pueblan nuestras capitalistas tierras, necesitará una inyección de 23.000.000.000… de dinero público. Significa esto, en pocas palabras, que los euros que entre todos aportamos a las arcas públicas, en teoría para beneficio de la sociedad entera, en forma de servicios como sanidad, educación, infrastructuras (útiles), etc., esos euros que ponemos entre todos y para todos, alcanzan sólo para salvar el cuello de los mafiosos que, como en tiempos del padrino Corleone, mueven los hilos del poder… con nuestro dinero, que no con el suyo (!)

Para colmar otro día negro (y van…), la prensa nos sorprende con imágenes de esvásticas y banderas españolas preconstitucionales tomando el centro de Madrid, mientras la policia requisa silbatos a los asistentes a un partido de fútbol: ¿silbar un himno es más peligroso que mostrar impúdicamente simbología y voluntades fascistas?

Si hubiera un solo político, uno solo, que diera la imagen de ser capaz de reconducir las cosas con seny, como decimos en catalán, podríamos albergar aún la esperanza de un urgente cambio de sentido, pero… ¿se han fijado ustedes en el panorama que tenemos en la política y, horror, en el sector financiero que todo lo puede?

Es desesperante. España no está en crisis, España está al borde mismo del precipicio.



Enviada a El País, ABC, El Periódico, La Vanguardia i El Correo, dissabte 26 de maig de 2012

11 comentaris:

Francesc Puigcarbó ha dit...

així és Ferran, camí del pedregar.

Carme ha dit...

Sí, senyor, molt ben escrit...
... ara a veure si la publiquen.

Assumpta ha dit...

Ja tens raó, ja... quin fàstic que fan... No puc afegir res més al que has dit.

joan gasull ha dit...

i sense paracaigudes.....ens espera una forta garrotada i ells ho saben, però ens mantindran obligats a pagar mentre puguin. Encara no hem donat la última gota de sang.

Montse ha dit...

¡Cuánta razón!
Montse

Elfreelang ha dit...

hi estic d'acord.....

rits ha dit...

Completament d'acord.

Te l'han publicat en algun diari?

Javier Arnott Álvarez ha dit...

No estamos al borde, estamos cayendo por el precipicio de la ignominia, no podemos esperar nada, sólo opacidad, mentira y amiguismos mafiosos.

Macondo ha dit...

Que no decaiguin les forces, i a continuar...Et deixo un regalet a casa meva. Gràcies.

Eulàlia Mesalles ha dit...

Comencem a necessitar un "que peti tot". Potser ara ja no ens cal el seny, sinó la rauxa. Els nostres avis hauríen cremat ja unes quantes sucursals bancàries I algunes esglésies d'aquestes que no paguen IBI, també.

Ferran ha dit...

Lo dicho: no ho he mirat però sospito que no l'han publicada enlloc (segurament m'hauria arribat via algun amic o familiar). Ja sabem que hi ha coses que no es poden dir pel seu nom, no fos cas que algú s'ofengués :S

Seguirem tocant els pebrots, per suposat i com a mínim.